El blog de Rebeca Álvarez

jueves, 21 de abril de 2016

Ya no leo como antes



¡Hola a todos!

A continuación os dejaré un pequeño artículo que tuve que escribir para un trabajo de la universidad. En él cuento las razones por las que últimamente ya no leo libros tan seguido como hacía años atrás. Espero que os guste.

 Ya no leo como antes

No soy capaz de recordar cuándo empezó mi pasión por la lectura. ¿Sería cuando tenía cuatro años y mis padres me leían cuentos de Winnie de Pooh antes de dormir? ¿Sería a los cinco años cuando aprendí a leer? ¿O sería cuando a mis trece años leí un libro que sin duda se convertiría en uno de mis favoritos hasta ahora, “La Emperatriz de los Etéreos” de Laura Gallego?

La verdad es que no lo sé. Pero sí que recuerdo aquellos días cuando tenía catorce años y me pasaba las noches leyendo hasta tarde. Leía cada libro que se pasaba por mis manos: libros que me recomendaba mi madre, libros que recomendaban blogueros por Internet, libros que cogía en las bibliotecas... Y lo mejor era que nunca me cansaba. Eran raros los días en los que no leía.

Aunque también tenía mis épocas de descanso que podían durar desde una semana a un mes. Pero desde hace ya más de 5 meses no leo ni un solo libro. Tampoco es que sea algo raro, ya que todos los lectores han tenido alguna vez un “bloqueo del lector”, pero me apetece recuperar esas ganas de leer y no soy capaz. Ya no leo como antes.

Desde entonces me he preguntado, ¿por qué me pasa esto? ¿Por qué no he sido capaz de salir de esta fase? Decidida a volver a leer como antes, estuve viendo las diferentes novedades que sacaban las editoriales, pero ninguna sinopsis fue capaz de llamar mi atención. Y tras mirar una y otra vez, me di cuenta de que ahora todos los libros que están sacando las editoriales me parecen iguales.

Cuando salieron “Los Juegos del Hambre”, una saga de libros muy famosa en todo el mundo, y sacaron sus respectivas películas, todos empezaron a escribir y publicar distopías. Cuando la crítica alabó libros como “Bajo la misma estrella”, todos empezaron a escribir historias profundas y tristes. Y podría pasarme así todo el día.

Desde el comienzo de las crisis, muchas editoriales, pequeñas y medianas, han cerrado, sobreviviendo únicamente las grandes que disponen del dinero suficiente para mantenerse o las medianas gracias a la publicación de sagas que tuvieron éxito en nuestro país. Y ahora, más que nunca, las editoriales han cambiado desde mi punto de vista. Ahora solo publican libros que por tratar determinado tema saben que van a vender. Y no solo eso, si eres conocido en las redes sociales con un montón de gente que te siga, mejor.

Y no digo que esto sea algo nuevo. Siempre que un determinado libro o saga se hacen famosos junto a su respectivo autor, todos los que quieren entrar en el mundo de la escritura escriben libros parecidos con temáticas y personajes similares. Tampoco estoy afirmando que esto sea algo malo. Cada uno es libre de escribir lo que quiera. Incluso estos libros anteriormente mencionados me han gustado y también otros libros que han tratado los mismos temas con otros enfoques. Pero me gustaría que todas aquellas personas que no quieren escribir esa clase de libros tuviesen las mismas oportunidades, sean más o menos conocidos. Aunque sé que esto sería muy complicado a día de hoy.

Estoy harta de ver protagonistas a lo Katniss Everdeen y Augustus Waters. Por ello creo que empezaré a leer libros más clásicos como “Al este del Edén”, “A sangre fría”, “David Cooperfield”, etc... A ver si de esta forma puedo volver a enamorarme de la literatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada