El blog de Rebeca Álvarez

lunes, 14 de noviembre de 2016

¿Los sueños son irrealizables?

He estado pensando miles de formas distintas de empezar este texto. Probé a utilizar frases de famosos, intenté emplear metáforas, escribí utilizando diferentes estilos… pero ninguna me terminaba de convencer. Finalmente me decanté por coger alguna definición de la palabra sueño. Ya sé que es muy típico, pero no es un mal recurso cuando no sabes por dónde comenzar.

La palabra que busqué fue «sueño». Los primeros significados estaban relacionados con el acto de dormir, pero tras seguir leyendo me encontré con las siguientes definiciones:

«Cosa que carece de realidad o fundamento, y, en especial, proyecto, deseo, esperanza sin probabilidad de realizarse» (RAE)

«Proyecto, deseo, esperanza sin probabilidad de realizarse» (Wordreference)

«Suceso, proyecto, aspiración o cosa que se anhela o se persigue pese a ser muy improbable que se realice y en el que se piensa con placer» (Google)

Ya sé que las tres son prácticamente iguales, aun así leedlas varias veces. No tardareis en daros cuenta de que todas dicen que los sueños son cosas «improbables» o «sin probabilidad de realizarse». Nada más ver esto, pensé: «¡A la porra los diccionarios! ¡Esto no es verdad!».

Todos tenemos sueños, incluso tú que estás leyendo este post. ¿Cuál es tu sueño? ¿Ganar la lotería? ¿Dar la vuelta al mundo? ¿Ser famoso? ¿Tener un unicornio que lance rayos laser por los ojos? Pues tu sueño, por muy difícil que sea, puede hacerse realidad. (Excepto para los que quieran el unicornio que lance rayos laser por los ojos. Creo que lo vuestro sí que es complicado.)

—Entonces, ¿cuál es tu sueño? ¿Por qué no estás echando todo este discurso?

—Esa es una buena pregunta, voz anónima. Todo empezó cuando tenía unos doce años y…
—Si vas a contarme tu vida, me largo. Tengo mejores cosas que hacer que seguir leyendo esto.

—¡Espera! Vale, vale… Seré breve.

Mi sueño es ser escritora. Siempre me ha gustado leer, pero me encanta escribir. De hecho, si pudiese me dedicaría únicamente a crear historias. Pero ni los escritores más famosos (sin contar con algunos como J.K. Rowling o ya tirando por lo nacional a Laura Gallego), son capaces de vivir con sus libros. Algunos son profesores, periodistas, publicistas, abogados… y la lista sigue.

También hay otros autores que nunca llegan a tener tanta repercusión. Sus libros se publican, pero nunca alcanzan la visibilidad que pueden tener escritores de la talla de John Green, Dan Brown, Stephen King, Gabriel García Márquez…

—¡Me aburroooooooooo!

—Lo pillo, lo pillo... Ya estoy acabando.

Hace poco he conseguido dar un paso más para hacer ese sueño realidad. De momento no diré nada, pero no tardareis en saberlo.


Quizá cumplir un sueño o una meta no sea fácil. Hay sueños más sencillos y otros más complicados. Esfuérzate, no lo pierdas de vista y jamás lo dejes de lado porque tarde o temprano, puede que incluso antes de lo esperado, conseguirás que se haga realidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada